LA RELIGIÓN Y LA MERCADOTECNIA

AdministratorMARKETING, TENDENCIASLeave a Comment

El siguiente artículo lo escribimos el 20 de abril del 2011 pero decidimos eliminarlo del blog porque pensamos que era inapropiado para los temas que se manejan en él; sin embargo, después de leer el libro “¿Existe Dios?: La Verdad como Valor Fundamental” de nuestro amigo el Dr. Serafín Mercado, hemos decidido reciclarlo debido a que encontramos una reflexión sobre la religión y la mercadotecnia, más o menos similar a la que hicimos nosotros en el artículo; para la coherencia y fluidez del escrito he incluido dicha reflexión en el cuerpo del post, espero que te guste.

iglesiaMuy temprano, a las 7:00 de la mañana del domingo, las campanas de la iglesia empiezan a sonar. De repente, me doy cuenta de que es horrible que te llamen como si fueras ganado vacuno u ovino para que vayas a misa; la iglesia católica es dueña de tu tiempo y de tu agenda, por lo menos ese día y a esa hora. Mi esposa me dice que es pura gente grande la que va a la iglesia católica y que los jóvenes ya no hacen mucho caso; inmediatamente, me llega a la memoria el comentario de un amigo, doctor de la UNAM, que me decía que no entendía que ganan las otras religiones (evangelistas, testigos de Jehová, mormones, etc.) que van cambaceando, tocando de puerta en puerta pues, y sobre todo cómo le hacen para entregar folletos o incluso libros muchos de ellos con una buena calidad de impresión y de papel, la verdad yo tampoco entendía pero hoy después de esas campanadas lo supe claramente.

En mercadotecnia utilizamos el termino extensión de línea cuando de un producto o marca exitosa derivamos otros productos que utilizan el mismo nombre de la marca. Por ejemplo, Coca-Cola, tal vez la marca más exitosa en la historia moderna, en México tiene productos como Diet Coke, Coca Light y Coca Zero, mientras que en el todo el mundo cuenta con muchos otros productos. Cualquier mercadólogo sabe que una marca nace, crece, madura y finalmente decae por lo cual es importante crear otras marcas, sub-marcas o productos antes del ocaso de la marca madre; asimismo, esta acción crea barreras de entrada para otros posibles competidores, de esta forma el mercado queda copado por la misma empresa pero da la impresión de que son distintos competidores los que se disputan el mercado y así se fortalece la marca o empresa y además se desalienta a los verdaderos competidores. Ahora ¿qué tiene todo esto que ver con la religión? Bueno, que la religión católica es el Procter & Gamble de la espiritualidad y ha hecho un excelente trabajo de mercadotecnia, estableciendo todo una escuela en el mismo sentido. Los evangelistas, los testigos de Jehová, los mormones, La iglesia Universal de Cristo y un largo etcétera no han permitido que otras religiones principalmente orientales (Budismo, Hinduismo, Islamismo, etcétera) entren a occidente.

La religión católica aparentemente vive del diezmo pero no es así, la gran mayoría de la población desconoce los negocios e inversiones que tiene, es todo un negocio y no estamos hablando de una PYME (pequeña y mediana empresa), es una multinacional tan grande como Apple, Microsoft, Grupo Carso, etc. y probablemente, mucho más poderosa que cualquier otra empresa. Sin embargo, ¿de qué viven las otras religiones? ¿qué ganan con andar cambaceando o realmente lo hacen por amor a Dios y al prójimo? ¿Quién las financia? La respuesta es simple, no hay otras religiones, todas pertenecen al mismo conglomerado, a los mismos dueños y están patrocinados por los mismos empresarios, son simples extensiones de línea. El Dr. Serafín Mercado compara los derechos de explotación de una marca con los derechos que adquiere la religión, él lo dice así: “En la legislación mercantil, quien tenga la propiedad de originalidad de una marca o producto será el principal beneficiario económico de la explotación de dicho bien o servicio. El pretender atesorar la supuesta verdad sobre la humanidad y su origen establece esa exclusividad de “marca” de quien la posee y, por tanto, hace prevalecer esa supuesta verdad; así, entonces, el origen de las posturas dogmáticas y la pretensión de posesión de la verdad por parte de las religiones no lleva a otro fin que el monopolio de sus seguidores, que no sólo es ideológico, sino económico”.

Hasta la próxima estimado lector.

¡Compártelo a tus amigos(as)!...Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
AdministratorLA RELIGIÓN Y LA MERCADOTECNIA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *