QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER EN LAS REDES SOCIALES

AdministratorMARKETING, PLANEACION ESTRATEGICA, TENDENCIASLeave a Comment

Todos somos usuarios de las redes sociales, me entiendes ¿verdad? al menos lo son todos los que están leyendo este post. Hace ya casi cuatro años, publicamos un artículo que se llamaba “En Familia con Chabelo”, todos los mexicanos saben quien es Chabelo, pues su programa ya estaba aquí desde mucho antes de que ellos nacieran y sigue estando aquí; para los que no viven en México, explico que se trata de un programa de televisión de concursos con niños(as), papás, mamás y hasta abuelitos, no estoy seguro si también participan mascotas, pero lo que yo destacaba en ese artículo era la propensión que tenemos la mayoría de los profesionales a mezclar, en las redes sociales, los asuntos personales con la profesión.

Recientemente se “atrapó”, a la probable próxima presidenta de los Estados Unidos, Hillary Clinton, en una serie de comunicaciones oficiales porque publicó en su cuenta personal cosas que se supone debería publicar a través de las cuentas oficiales; seamos sinceros ¿cuántos de ustedes hacen sistemáticamente o han hecho lo mismo que Hillary? Creo que es mucho más fácil contar a los que no lo han hecho; han de pensar que es una exageración pues ustedes no se tienen que cuidar por cuestiones de seguridad nacional, ni son tan importantes como Hillary. Bueno, lamento decírtelo pero sigues pegada(o) al televisor mirando “En Familia Con Chabelo”; no entiendes todavía que son las redes sociales, te voy a dar algunas buenas razones por las que no deberías mezclar los e-mails pero antes déjame explicarte algo sobre ellas.

Todos estamos conectados ¿sale? Eso significa que prácticamente cualquiera puede llegar a ti, estés dónde estés; la forma en que estamos conectados tiene una estructura ¿sale? eso quiere decir que para algunos es más fácil llegar a ti que para otros; todas las estructuras, por favor, deja de hacer cualquier cosa que estés haciendo y pon mucha atención, tienen SIGNIFICADO o sea que la relación que hay entre tú y las personas de tu red pueden ser desveladas, decodificadas, interpretadas, analizadas, me entiendes ¿verdad?

Todos hemos escuchado historias de personas que perdieron el trabajo porque publicaron algo de la empresa en su muro de FB o mandaron un Twitter criticando el lugar donde trabajan; gentes que se meten en problemas por publicar fotos bajo el influjo de una alta dosis de estupidina; parejas que se pelean a través de FB, otras que se tomaron su último “selfie” porque dieron un paso en falso y vas pa’bajo; personas que no saben que estamos en secuestrolandia y gangsterolandia y se dan vuelo publicando sus viajes, lujos, fiestas, preciosos hijos y/o conquistas y “pos” así nos la podemos seguir citando casos; sin embargo, el asunto sobre el que quiero llamar tu atención no es que hay gentes brutas y otras no tanto; todos podemos cometer errores pero es más probable que los cometas si no estás enfocado en lo que deseas hacer con tus redes sociales pero sobre todo si no eres consciente del gran medio del que dispones, parafraseando al hombre araña se puede decir que “Una gran red conlleva una gran responsabilidad”.

Ocasionalmente, recibimos a través de la red social de profesionales Linkedin, peticiones y curriculums de personas solicitándonos empleo, y lo mismo les pasa a las demás agencias de investigación, no es que nosotros seamos pila de agua bendita; independientemente de darnos un tiempo para revisar su información y conocer a la persona, les pedimos estar en contacto a través de la misma red, esto lo hacemos con doble intención, una es crecer nuestra red que tiene al día de hoy 319 contactos y ayudar al solicitante a que crezca la suya propia abriéndole caminos a través de nuestra red y de esta forma pueda tener más oportunidades. A eso se refieren las redes sociales cuando se habla de compartir (share), a establecer una vía de comunicación y de conveniencia mutua, no de que te sueltes publicando lo bonita(o) que eres y reclamarle a Dios por haberte hecho tan bonito(a). Eso se hacia en la televisión, no lo hagas en las redes sociales, como dicen los de Pepsi ¡Despierta!

¡Ah, perdón! se nos estaba olvidando las razones de no mezclar el mail. Si buscas una información que te llegó hace algún tiempo y que ahora necesitas ¿dónde la buscas en tu mail personal o de la empresa? Qué lío y perdida de tiempo ¿verdad?; si quieres hacerle perder el tiempo a tus compañeros y colaboradores del trabajo usa de manera indiscriminada tu correo personal y el de la empresa, total los babosos(as) que van a perder el tiempo buscando tu información serán ellos y no tú. Has escuchado la frase ¿A qué correo me lo mandaste? o ¿con qué mail me lo enviaste? ¿¡No!? Bueno felicidades eres uno de los pocos felices mortales que no han tenido estos problemas; si te suscribes a un blog como este ¿qué correo usas, el personal o el de la empresa? Bueno, depende, ¿de qué? de la relación que desees establecer. Espero que no tengas la necesidad de comprobar tus dichos en un juicio o alegato porque buscar la información en todas tus cuentas de mail va a ser muy pero muy tardado.

Hasta la próxima.

¡Compártelo a tus amigos(as)!...Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
AdministratorQUÉ HACER Y QUÉ NO HACER EN LAS REDES SOCIALES

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *