¡YA PÁRENLE!

Jorge AndradeSOFTWARE, TENDENCIASLeave a Comment

Aproximadamente hace un cuarto de siglo, cuando iba a la universidad, tenía un maestro que escribía los recados en papel estraza. Decía que debíamos ahorrar papel y yo pensaba que estaba exagerando, ¿qué tanto papel podría ahorrar un sujeto escribiendo los recados en papel reciclado? Sigo pensando que no significaba gran cosa el papel que ahorraba. Sin embargo, hoy me doy cuenta que la intención de él no era ahorrar grandes cantidades de papel, su propósito era despertar nuestras conciencias. No cabe duda que las pequeñas cosas hacen grandes diferencias.

Según la AMAI en el 2009 se hicieron 6.4 millones de entrevistas cuantitativas. Es difícil saber cuantas de esas fueron por medios digitales, pero según mis colegas de campo la gran mayoría sigue haciendo entrevistas a papel y lápiz ¿Qué te parece si estimamos de forma conservadora que el 70% de esas entrevistas se hace a papel y que cada cuestionario tiene en promedio 5 hojas? Eso significa 22,400,000 hojas o en otras palabras un chingo de árboles.

Hace unos meses escribí sobre software para encuestas y animaba a que investigaran sobre otras soluciones para encuestas además de las que les proponía. No hay pretexto para seguir haciendo las encuestas a papel y lápiz, a nadie beneficia eso. Pierde la sociedad, pierden los pobres árboles, porque aunque no lo creas sienten y piensan, eso ya se sabe desde hace mucho tiempo; los árboles se estrezan cuando se dan cuenta que van a ser derribados; y pierde la agencia de investigación. Actualmente, puedes tener una cuenta, por ejemplo, con Polldaddy por sólo 200 dólares al año, este software resuelve casi todas la necesidades de cualquier empresa y existen muchos otros (creo que Surveymonkey es bueno pero no lo conozco).

No es lógico que pudiendo hacer tu trabajo más fácil, rápido y a bajo costo (puedes conseguir iPods usados hasta en $1,200 pesos) e incluso con tus resultados al instante prefieras seguir haciendo encuestas en papel ¿Cuál es el problema? realmente quisiéramos saberlo.

Entendemos perfectamente que en México eso significa perdida de fuentes de empleo para capturistas y muy pronto para gente que procesa información (tabulares estadísticos), pero eso no es ninguna tragedia, todo en la vida, tiene su propio ciclo de vida para dar paso a cosas mejores (sí, aunque no lo creas).

Compañeros de investigación de mercados ¡ya párenle! Háganse un favor a ustedes mismos y hagánselo a los árboles.

¿Están de acuerdo?

Por cierto es más difícil manejar tu progama de Word que el software para encuestas en línea.

¡Compártelo a tus amigos(as)!...Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Jorge Andrade¡YA PÁRENLE!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *