¿SEGMENTACIÓN DE MERCADO O DEL INFIERNO DE DANTE?

En la divina comedia Dante describe nueve infiernos y según tus mayores pecados, te corresponde uno en específico; Buda decía que debería haber muchos infiernos, tal vez siete, porque sólo uno como que no era lo correcto; no podríamos mandar allí a asesinos junto con tragones. Por otra parte, un contemporáneo de Buda, pensando en lo complejo que era decidir a cuál infierno enviar a una persona, proponía que por lo menos deberían existir setecientos infiernos. Sólo la religión católica tiene un único infierno, y una de dos, o está muy atrasada y no se ha dado cuenta que hay que segmentar para tener éxito o de plano quiere ser la Coca-Cola de las religiones.

infierno de dante

De eso trata la segmentación de mercados, cómo le das a cada quien lo que necesita, quiere o desea sin que esto implique desarrollar setecientas marcas o productos. Las técnicas de segmentación te ayudan a:

1. Detectar cuáles son las necesidades, gustos, actitudes, hábitos o cualesquier otro rasgo o conducta del consumidor que lo lleva a preferir y/o seleccionar determinado producto o marca y con base en ese conocimiento diseñas marcas y productos adecuados para él.

2. Como es muy difícil crear “700 productos y/o marcas” también te ayuda a agrupar a los consumidores en segmentos con necesidades, actitudes, gustos y valores similares, haciendo de esta manera factible crear un menor número de productos o marcas dirigidas a estos segmentos.

Hasta aquí vamos bien, pero entonces surgen dos preguntas, la de antes y después de segmentar. Antes de comenzar te vas a preguntar qué técnica de segmentación debes usar; después de segmentar te vas a preguntar cuántos y en cuáles grupos debes enfocarte. Lamento decirte que no hay técnica para esto; usa tu sentido común o mejor aún, tu experiencia o todavía mucho mejor, analiza tu negocio: qué tan competido está, cuál es la oferta y demanda, que pide tu cliente, tus capacidades, etcétera.

De cualquier manera, déjame explicarte una cosa con respecto a ambos puntos; la mercadotecnia señala que los grupos o segmentos que selecciones deben ser rentables (que haya negocio allí), identificables (que sepas quienes son, donde viven, qué hacen, etcétera.), alcanzables (estén expuestos a algún medio por el cual puedas comunicarte con ellos y esto incluye el canal o lugar donde compran); pero además yo añadiría que los segmentos que obtengas sean validos y confiables estadísticamente.

Estos 2 últimos conceptos están relacionados pero ambos tienen que ver con el número de segmentos y su tamaño. A mayor número de segmentos mayor homogeneidad a menor número de segmentos mayor hetereogeneidad. Es decir, si tienes 100 sujetos tendrás que lidiar con cien distintas formas de pensar y actuar pero si los juntas en grupos con necesidades, gustos, y actitudes similares tu trabajo se simplifica pero obviamente pierdes validez y confiabilidad pues el grupo es más heterogéneo. Así que, más grupos más validez y confiabilidad pero más chamba; menos grupos, menos chamba pero también menor validez y confiabilidad. El asunto es buscar un equilibrio.

Ahora ¿cuál es el método de segmentación que debes emplear? El esquema de arriba te lleva al tour histórico del desarrollo de técnicas de segmentación.

1. Geodemográfica. Al principio del “boom” de los mercados no había mucho de donde escoger y el fabricante segmentaba por puro sentido común: ropa para hombre, para mujer, para bebe, etcétera o por falta de recursos económicos y de infraestructura sólo vendía en cierta zona o región. Sin embargo, con el tiempo crecen las ciudades, empieza a surgir más competencia, los medios estimulan el consumo y entonces se ven en la necesidad de…

2. Actitudinal. Buscar los grupos que más consumen para avocarse a ellos y venderles más. A propósito estos son lo quiebres básicos de cualquier estudio de investigación de mercados: consumidores “heavy”, “medium”, “light”, marca de uso más frecuente o productos que usan, entre otros.

3. Psicológica. Aunque ya se sabía que preferían las mujeres, los hombres, quienes consumían más y quienes menos, había inconsistencias en los datos, no todas las mujeres compran los mismos productos o marcas, ni tampoco lo hacen entre los hombres o en una misma región se prefiere solo una determinada marca, ni mucho menos los grandes consumidores compran lo mismo por lo que se pensó en segmentar al mercado de acuerdo a rasgos psicológicos que explicaran la conducta de consumo y selección de marca pero nuevamente esta apuesta falló y hoy es una “especie en peligro de extinción”.

4. Actividades, Intereses y Opiniones (AIO). Se puede decir que la psicología es el antecedente de esta técnica de segmentación sumamente popular que busca clasificar al consumidor de acuerdo a lo que hace en sus ratos libres, “hobbies”, entretenimientos, lo que le interesa y las opiniones que tiene en general sobre diversos temas como política, consumo, etcétera. Los inventarios como LIFE STYLES, VALS, entre otros caen en esta categoría. Sin embargo, esta serie de hechos acerca del consumidor no explicaban porque consumían determinadas marcas lo cual es el meollo del asunto.

5. Atributos, Beneficios y Valores (ABV). La propuesta más reciente vincula directamente a la marca con los valores del consumidor y en esencia explica los atributos y beneficios que el consumidor busca en el producto y que se relacionan a su más alto nivel de valores.

En la práctica es posible encontrar todo tipo de segmentación y en cualquiera de los niveles que acabamos de explicar porque cada una de estos métodos enriquecen el análisis y proporcionan una descripción más completa de cada segmento. Lo indispensable en todo esto es que verifiques que los segmentos resultantes tengan un poder de discriminación entre las marcas que consumen; si los segmentos no se diferencian por las marcas que consumen entonces, lo siento pero tu segmentación no sirve.

¿Si quieres saber más o necesitas técnicas estadísticas de análisis para segmentar? contáctanos. Au revoir

¡Compártelo a tus amigos(as)!...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

2 thoughts on “¿SEGMENTACIÓN DE MERCADO O DEL INFIERNO DE DANTE?

    1. Jorge Andrade Post author

      Hola Diego, en la práctica la segmentación se sigue haciendo igual que hace décadas; sin embargo, los medios digitales están imponiendo condiciones y hay técnicas como el análisis de redes sociales (ARS) que agrupan, con una precisión sorprendente, a la gente en clusters . Es importante que conozcas las medidas de centralidad que publicamos en la red papálote para que te des una idea de lo que está sucediendo. No obstante, seguramente publicaremos algo sobre análisis factorial, cluster, discriminante y segmentación de clase latente.
      Recibe un abrazo y gracias por leernos.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *